domingo, 27 de enero de 2013

Un 27 de enero

Hace 48 años, una desorientada panzocigüeña sobrevolaba los techos de teja roja de una pequeña población, enclavada en el sureste guanajuatense. 

Abajo, al interior de una de las casas, después de algunos embarques extraviados, un matrimonio de campesinos había perdido toda esperanza de tener su segundo hijo. Más para tranquilidad propia, pidieron a un chiquillo de nueve años, morenito, pelo corto, cara traviesa, que saliera al patio y les avisara en cuanto viera llegar a la ansiada panzocigüeña. Visiblemente emocionado ante la posibilidad de un hermanito que le quitara los regaños, rezos y responsabilidades que lo agobiaban a su corta edad, el niño subió al techo de teja —aun a riesgo de su propia vida— e hizo señas a cuanto pajarraco pasaba por ahí. 

Después de algunas horas de búsqueda infructuosa, la agotada panzocigüeña se disponía a devolver a los cuneros celestiales su incómoda carga. Pero un último y definitivo intento la llevó a descubrir al niño que agitaba los brazos y gritaba como loco. Pobrecito, seguramente no tiene con quien jugar y subir al tejado le parece divertido, se dijo, y soltó su carga sin más. Con la satisfacción del deber cumplido, el cuervo disfrazado de panzocigüeña se perdió a contraluz de un sol grisáceo y deslavado. 

Al interior de una casa en la calle Hidalgo, después de unos minutos que parecían eternos, el atascado chillido del recién nacido devolvió a la vieja comadrona y a los asustados padres, la ilusión perdida. Pobres, no sabían que aquello apenas comenzaba.

16 comentarios:

Juanlu dijo...

Muchísimas felicidades!!! a pasar un buen día y mejor año!

Un abrazo!!

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Felicidades, Doctor! Me gusta esta costumbre de que sea quién celebra el que hace los regalos. :-)

Brindo por un gran año para usted y me voy a disfrutar del presente que nos hace.

Un abrazo,

Mónica Ortelli dijo...

¡Me encantó, Manolo! ¡Felicitaciones! Una excelente lectura para comenzar el domingo. Muchos de los textos son poemas en sí mismos. Muchísimas gracias por el obsequio.
Un abrazo fuerte.

Elisa dijo...

Felicidades, Manolo, y ahora a descargar tu regalo de cumpleaños y a leerlo tranquila disfrutando del domingo. Muchas gracias por el regalo.

Nieves dijo...

Vengo de casa de Juanlu y he decidido pasarme para que???

FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!
Que disfrutes de este día tan especial...

Saludos :)

XAVIER BLANCO dijo...

Conservo tu regalo del año pasado, aquella selección de microrrelatos, que ojeo mas de una vez. Hoy regresas con un nuevo regalo, con el que disfrutaremos un día y otro.
Felicidades y un abrazo.

Sandro Centurion dijo...

Felicidades! y felicitaciones por el excelente trabajo que nos obsequia. Gracias y ¿salud!

josé manuel ortiz soto dijo...

Juan Luis, gracias por ser parte del proyecto. Y sí, el año pinta bien. Un abrazo.

josé manuel ortiz soto dijo...

Pedro, al final es un regalo mutuo, porque como autores nos gusta que alguien lea lo que escribimos. Va un abrazote para ti.

josé manuel ortiz soto dijo...

Mónica,que bueno que te gustó. No fue fácil estar urgando entre tanto texto, pero al final fue divertido.
Va un abrazo.

josé manuel ortiz soto dijo...

Elisa, espero que lo disfrutes tanto como yo al hacerlo, y ya sabes: se aceptan comentarios.

Un abrazo.

josé manuel ortiz soto dijo...

Nieves, un gusto verte por acá; ya sabes, Juan Luis es un colaborador habitual de la minificción.

Un abrazo y disfruta el librito.

josé manuel ortiz soto dijo...

Xavier, el año pasado fue un verdadero viaje por el mundo de la minificción, espero volver a hacer algo parecido. Este año, te comento, estuve muy metido en la preparación de un libro antológico de minificcionistas mexicanosque está por aparecer en un mes.
Saludos y un abrazo.

josé manuel ortiz soto dijo...

Sandro, gracias por las felicitaciones y por pasar por aquí. Un abrazo y nos seguimos leyendo.

Sara Lew dijo...

¡Feliz Cumpleaños! Y gracias por este regalo para disfrutar.
Un abrazo.

josé manuel ortiz soto dijo...

Sara, gracias por tu visita. Siempre es grata una felicitación a mitad de año.
Va un afectuoso abrazo para ti.